¿Cómo identificar la baja autoestima y qué hacer para aumentarla?

¿Qué es la Autoestima?

La Autoestima es el valor en mayor parte positivo que le da a cada uno un conjunto de características personales que conforman la personalidad del individuo (físicas, espirituales y mentales), como:

  • Pensar bien de mí mismo
  • Quererse realmente
  • Sentir que se tiene un valor como persona
  • Sentirse bien por lo que se es y no por la apariencia y posesiones
  • Saber que es útil
  • Saber que es competente
  • Saber que se tienen dones y carismas para ofrecer a los demás
  • Sentir que tiene derecho a ser feliz y disfrutar
  • Influencias para disminuir la autoestima

Existen varios factores, pero el origen puede radicar desde la infancia, ya que en esta etapa la personalidad se va formando, desafortunadamente algunas experiencias pueden dañar de forma precoz la autoestima, dado a que no se desarrollaron habilidades y fortalezas necesarias para enfrentarse a los problemas de la vida, incluso por los factores de crianza de los padres o familiares directos, la infancia suele ser un periodo difícil para el desarrollo emocional de todo ser humano.

A su vez en la edad adulta se pueden sufrir experiencias que afectan la autoestima, por ejemplo: ser víctima de discriminación, sufrir acoso, duelos, malas experiencias laborales, chantajes emocionales, abusos físicos y psicológicos, fracasos amorosos, entre otros, que pueden traer creencias negativas sobre uno mismo y sobre las capacidades de cada quien.

Exagerar dichas creencias de forma irracional ayuda a alimentar el miedo y bloqueos que dañan la confianza e imagen, y que se paralice para seguir adelante, en algunos casos afecta el desarrollo social del individuo.

Importancia de una alta autoestima

La autoestima positiva puede ser un motor que impulse a conseguir metas, aporta seguridad, confianza, identidad, valor y competencia personal para afrontar los problemas. Mitigando los conceptos negativos que se tiene hacia uno mismo, desvaneciendo emociones y sentimientos negativos como: envidia, críticas destructivas, miedo a fracasar, irresponsabilidad, control, apatía y conformismo, etc.

Aquellas personas que no han fortalecido su autoestima pueden correr demasiados riesgos como enfrentarse a un trastorno psicológico del ánimo, afectivo y mental. También se pueden desencadenar problemas de tipo alimenticios, distorsión de la imagen, inseguridad, miedos, permitir abusos o chantajes emocionalesDepresión, Neurosis, consumo de estupefacientes, alcoholismo y en el peor de los casos el Suicidio.

¿Cómo obtener una autoestima alta?

Primero es darse cuenta de que la autoestima está en sus niveles bajos, comprender y personar, sanar al niño interno herido para después reemplazar las ideas negativas por positivas de uno mismo, aumentar la autenticidad del ser, identificar cuáles son los mecanismos de defensa que están generando máscaras para protegerse de lo que no se quiere dar hacia los demás o para que no descubran la verdadera personalidad.

Este proceso puede tratarse dentro de una Terapia Cognitivo-Conductual en la que se trabaja en diferentes pasos, primero consiste en delimitar el problema del paciente buscando el origen de la baja autoestima, después se trabaja con los pensamientos, emociones, fortalezas y por último pasar a la acción, es decir, la parte conductual.

Todos los días se puede ir aumentando la autoestima trabajando en áreas como la adaptación, el autocontrol, reconocer lo bueno de los demás, la felicidad y confianza en sí mismo, defenderse sin agredir a los demás y responsabilidad.

Valórate por lo que eres, cuida tu apariencia y salud, refuerza tu identidad, reconoce tus errores y aprende de ellos, cuando te sientas triste busca ayuda con un terapeuta profesional y haz higiene mental.

Añadir nuevo comentario