¿Cómo controlar la ansiedad por comer?

¿Te ha pasado que al poco tiempo de haber comido vuelves a sentir la sensación y necesidad de volver a comer? Esto es lo que se conoce como hambre emocional, esa que te lleva a comer de forma impulsiva y descontrolada. Si estás presentando estos síntomas, te compartimos los siguientes consejos que te ayudarán a  controlar la ansiedad por comer. 

El hambre física se origina en el estómago después de haber pasado mucho tiempo sin ingerir algún alimento, y  la cual luego de comer desaparece inmediatamente. No obstante, “el hambre emocional comienza en la mente y aparece en cualquier momento, generando sentimientos de culpabilidad y vergüenza porque persiste el apetito”, explica Viviana Jiménez, nutricionista de Compensar. 

Por ello, “no hay duda de que la ansiedad por comer se relaciona con nuestras emociones, estados de ánimo y patrones de conducta. Por ejemplo, a través de la degustación de un alimento, una persona que se siente triste o frustrada puede recrear una situación de felicidad, pero esto también sucede por exceso de placer ya que la persona siente gusto al consumir determinado alimento”, señala la psicóloga Johanna Díaz Pietro. 

¿La ansiedad por comer aumenta si pasamos mucho tiempo en casa?

En esta época de confinamiento sí se puede generar un aumento de ansiedad porque las costumbres han cambiado radicalmente. Por lo tanto, “la comida se percibe como un factor fundamental para llenar ciertos vacíos o espacios durante el día. De igual forma, si eres sedentario o te sientes aburrido, esto hará que se incremente la necesidad de comer de más”, señala la psicóloga Johanna Díaz Pietro. 

Consejos para evitar comer por ansiedad

  • No pienses en seguir una determinada dieta, al contrario, haz una lista con aquellos alimentos que van a nutrir tu cuerpo. 
  • Consume frutos secos, chocolate amargo, alimentos ricos en magnesio, omega 3 vitamina D y C, los cuales contribuyen a disminuir la ansiedad y elevan la serotonina, hormona que regula el apetito, el sueño, ritmo cardíaco y el humor.   
  • Ejercítate y muévete en casa, así evitas la ansiedad generada por el aburrimiento.   
  • Evita alimentos que elevan el cortisol, la hormona del estrés como el azúcar, carbohidratos ultraprocesados y grasas insaturadas, bebidas energizantes, café, alcohol, el cigarrillo, entre otros. 
  • Responde esta pregunta: ¿por qué estás comiendo? ¿Es porque te dieron una mala noticia, te sientes triste o tienes muchas responsabilidades? Esto te ayudará a comprender que estás buscando alimentos emocionales para sentirte mejor. 
  • Establece horarios de comida. Recuerda que el ritmo circadiano es un proceso fisiológico que ocurre cada 24 horas. Este cuenta con un reloj central que activa o inhibe diferentes procesos hormonales como el control de la saciedad y la ingesta de alimentos. Por lo tanto, cuando se da una alteración del horario de la comida se produce una alteración del ritmo circadiano, contribuyendo así al desarrollo de la obesidad y el sobrepeso, enfermedad que se relaciona con la alimentación emocional. 
  • Entrénate mentalmente: come cuando estés hambriento, pero no llegues al extremo de la prohibición ni del antojo. Así, evitas las relaciones de amor y odio con la comida.

También te puede interesar: Conoce la forma adecuada para subir las defensas

Para evitar la ansiedad en esta época de confinamiento es necesario volver a la alimentación intuitiva, esa que te lleva a comer solo cuando sientes hambre física. Pero, si detectas que es difícil controlar esa ansiedad, es necesario asistir a terapia psicológica y nutricional para que ambos profesionales de la salud te ayuden a mejorar tu relación con la comida. 

Añadir nuevo comentario